Chefe de Estación

Vigila la entrada de los trenes con un farol en la mano de tres colores…

Sería inconcebible pretender ser Chefe da Estación sin antes ganarse el respeto de los empleados” mientras el tren permanece en el andén.

En esta estación solo hay hueco para aquell@s que no perturben la tranquilidad de la frontera. Ya llueve demasiado en el interior, como para abrir los paraguas en días soleados.

Trenes que vienen, trenes que se van, estaciones, billetes, horarios… ¿Qué somos? ¿Pasajeros, viajeros o devoradores de un presente fugaz?

¿Cómo saber elegir el tren correcto? Tal vez, necesiteís llamar a otra puerta.

General Data

Contact

photo_journalist